22 de febrero de 2021

Alivia el estrés de tu mascota, acariciándolo

Si algo nos gusta, tanto a él como a nosotros, ¡son las caricias! No hay nada mejor para un perro fiel que el amor y cariño de su dueño, sin importar la hora y el lugar.
Subscribe on

Show Notes

Si algo nos gusta, tanto a él como a nosotros, ¡son las caricias! No hay nada mejor para un perro fiel que el amor y cariño de su dueño, sin importar la hora y el lugar.

Fotografía Extraída de Google

Tan solo 10 minutos de afecto al día pueden cambiarlo todo, disminuir la presión arterial y reducir el estrés de ambos.

Todos queremos acariciar a nuestro consentido, sin duda. Sin embargo, ¿cómo saber si lo estamos haciendo correctamente?

EMPIEZA LLAMANDO SU ATENCIÓN:

Para lograrlo solo necesitas una manta o alfombra en donde tu peludito pueda recostarse.

Enséñale que puede acomodarse en ella como guste y disfrutar de un tiempo tranquilo junto a ti.

Mientras más la utilices, esta se convertirá en un mensaje para tu mimado que le comunique que “ha llegado la hora de relajarse”.

Cuando estés listo, utiliza la palma de tu mano y dedos para acariciarlo de manera general, desde la cabeza hacia la cola.

Haz movimientos circulares atravesando todas las capas de la piel hasta llegar al hueso. Enfócate, principalmente, en su cuello, debajo de las orejas, axilas y pecho.

CÓMO DARLE CARICIAS RELAJANTES?

Comienza por reposar tu mano sobre la cabeza de tu perro y continúa realizando largas pasadas por su columna vertebral.

Si notas que él lo disfruta, aumenta ligeramente la fuerza. Evita presionar la parte inferior de la espalda y repite esta acción por unos minutos.

Recuerda que tu actitud y energía deben estar calmadas y neutrales, tal como lo que deseas lograr en tu peludito.

EN CUANTO A SUS PATAS

¡Es cierto! Todo el peso de nuestro perro se coloca sobre sus patitas, entonces un masaje para relajar sus articulaciones es como un regalo caído del cielo. ¿Cómo lo puedes hacer? La clave está en estirar para relajar.

Inicia así: frótalas y exprímelas suavemente para luego estirarlas desde la parte posterior.

Sé delicado en cada paso que des, sin olvidar la firmeza. Finalmente, sostén a tu peludito por la cadera y eleva sus piernas. Esto beneficiará su estiramiento y la columna vertebral.

Show Name

Stay Connected

Amet minim mollit non deserunt ullamco est sit aliqua dolor do amet sint. Velit officia consequat duis enim velit mollit. Exercitation veniam consequat sunt nostrud amet.

New episodes

We publish INTERVAL on DAY at TIME.

Be our guest?